martes, 12 de octubre de 2010

¿Vas a votar?

¿A votar? ¿Por quién? ¿Hay elecciones? Pues sí, el 24 de octubre hay elecciones vecinales en el Distrito Federal.

La versión color de rosa es: elegiremos a nuestros representantes ciudadanos que serán nuestra voz y voto en la decisión de gobierno ante las administraciones delegacionales, tendrán autoridad para definir en qué se usa parte del presupuesto anual (3%), defenderán nuestros intereses y serán críticos de la actuación de gobierno.

La versión aterrizada es: hay poca difusión, la gente no sabe ni de qué va, no conocen a sus candidatos, los partidos están metiendo las manos, quien quiera que llegue será un tentáculo más de los jefes delegacionales y la última experiencia nos dejó los mismos representantes vecinales por más de 10 años.

La duda entonces es: ¿por qué creer en la buena fe de una reforma a la Ley de Participación Ciudadana sacada de un día a otro, sin revisión, por ejemplo de la cartografía electoral? ¿Por qué participar en un esquema de participación que nunca ha funcionado?

Le recomiendo el artículo publicado por Ciudadanos en Red, que especifica las claves sospechosas que hacen suponer la activa participación no sólo de los partidos políticos, sino del propio gobierno de la ciudad, a través de Red Angel.

Siempre he defendido nuestro derecho y nuestra obligación de participar en cualquier ejercicio democrático que se lleve a cabo en la ciudad. Votemos para exigir, participemos para demandar, sumemos para obtener resultados.

Hoy, dudo. No veo en este ejercicio un buen resultado, no se avisora tener verdaderos representantes, por el contrario, corremos el riesgo de quienes se han movilizado por años en favor de sus vecinos no participen, y contemos con "representantes" espontáneos surgidos quién sabe cómo, que acabarán por llevarse una tajada del pastel.

En el año de 1999 se realizaron las últimas elecciones vecinales y participó 7% del padrón electoral. Hoy ni el Tribunal Electoral, ni la Asamblea Legislativa esperan una participación superior al 5%. ¿Es acaso un representante real el elegido por menos de 5% del padrón?

Las que saben

Platiqué sobre el tema con dos líderes vecinales, Lucía Siller, de Coyoacán, y María Teresa Ruiz, de Polanco, ambas activas, defensoras de su entorno, y sólo me surgieron más dudas:

Tanto Lucía como María Teresa tienen tiempo ya en estos quehaceres de la representación ciudadana, conocen las leyes y reglamentos mejor que muchos funcionarios delegacionales, tienen influencia entre su comunidad, reclaman a los policías cuando no están atentos a su labor. Son, pues, verdaderas representantes ciudadanas.

¿A cambio de qué? Lucía reconoce que ha dejado de lado incluso su vida profesional, para atender su actividad ciudadana.

María Teresa reclama, creo con justa razón, que esta Ley de Participación exige mucho de los vecinos a cambio de nada: más horas, más dedicación, sin sueldo... y entonces, los trabajos que cada uno tiene ¿qué? Básicamente tenderá al fracaso porque, maldita costumbre, uno tiene que comer.

Pero además, es una ley que no reconoce a quienes como ellas, tienen años en esto. De nuevo deben registrarse, comprobar quiénes son... cierto es que hay liderazgos abusivos y que un registro de plantillas pretende evitarlos, pero tampoco hay filtros que garanticen que un vivales, pagado por un partido, se registre y luego sirva de palero a los intereses partidarios, o peor aún -y especulo, porque claro que no puede suceder- que estas elecciones sirvan desde ya para empezar a hacer trabajo de base hacia las elecciones del 2012.

Y luego, la cereza del pastel. La Ley establece que estos flamantes representantes ciudadanos podrán ir a la delegación a exigir atención.... ajá.... y quién se las va a dar? ¿Ha ido usted a la delegación a hacer un trámite? ¿Ha visto no sólo lo lento que son, sino el poco personal que hay? ¿Quién va a atender a nuestros vecinos? ¿Dónde estará la ventanilla que diga "ventanilla única para tu representante vecinal"?

Y... ¿vas a votar?

¿Que voy a hacer yo? Uf, no lo sé porque aún no ubico a los vecinos que se registraron por mi colonia. Si de aquí al 24 reconozco a alguno, seguramente iré a votar por él sólo porque su cara me es familiar. Confío en que si al menos se molestaron en hacer una brevísima y escueta campaña, algún interés vecinal tendrán.

Ya consulté aquí: http://www.elecciondevecinos.org.mx/ las plantillas dadas de alta en mi colonia y no identifico a nadie. Puede ser que sea yo mala vecina, y debiera conocerlos, puede que no....

Si ni los veo ni los oigo, lamento decirlo, no votaré.

1 comentario:

  1. No se ni cuales son las planillas de mi comunidad

    ResponderEliminar